¿ QUIENES SOMOS?


Somos la COMUNIDAD SAHARAUI DE ARAGON (Anteriormente Asociación de Inmigrantes Saharauis en Aragón.
A.I.S.A.) , una asociación formada en el 2006 en la ciudad de Zaragoza.

Nuestro objetivo es agrupar a la población saharaui dispersa en el territorio aragonés con la finalidad de conseguir la plena integración en la sociedad y mantener viva nuestra cultura.

Desde la COMUNIDAD SAHARAUI DE ARAGON pretendemos continuar nuestro apoyo en la defensa de los derechos del pueblo saharaui y mejorar las condiciones de vida de los Campamentos de Refugiados en Tindouf así como prestar nuestro apoyo a las y los saharauis que se encuentran en los Territorios Ocupados.

جمعية الجالية الصحراوية بآراغون هي جمعية غير حكومية تعنى بالعمل الثقافي والاجتماعي من اجل التأطير والتواصل بين افراد الجالية الصحراوية في منطقة اراغون الاسبانية.

CONTACTE CON NOSOTROS

SI DESEA PONERSE EN CONTACTO CON LA ASOCIACIÓN PUEDE HACERLO A TRAVÉS DE
اذا اردت التواصل معنا فهذه اهم طرق الاتصال بنا البريد الالكتروني
: correo-e : saharauisenaragon@gmail.com . Y de los tfnos
:Yumani 616548755 y Chej 632438345 .

Si desea hacer una aportación puede hacerlo en la siguiente cuenta de la Ibercaja: 20855205030332498002 IBAN: ES5720855205030332498002

Puedes seguirnos a través de : Facebook: COMUNIDAD SAHARAUI EN ARAGON.

martes, 14 de diciembre de 2010

SALEM Y BRAHIM, DOS JOVENES SAHARAUIS EN ZARAGOZA


El fútbol como salvación ( El Periódico de Aragón - 13/12/2010 )


Salem, a la izquierda, junto a Brahim, en el campo del Stadium Casablanca, donde juegan.
FOTO: CHUS MARCHADOR

Salem El Kori y Brahim Dahi, jugadores saharauis del Stadium Casablanca, siguen de cerca el conflicto de El Aaiún Ambos desean que se alcance pronto un acuerdo.

13/12/2010 ÁLVARO MONTANER

El Aaiún ha sido triste actualidad en las últimas semanas desde que tuvieran lugar los últimos disturbios. Pero hay vida más allá de los campamentos refugiados. Salem El Kori y Brahim Dahi son dos jóvenes saharauis de 13 y 16 años que juegan en el Stadium Casablanca y que siguen de cerca el conflicto. Ambos residen desde hace muchos años en la ciudad de Zaragoza y ninguno permanece ajeno a la actualidad que se sucede en su tierra en las últimas semanas. Desde la distancia, viven con interés las noticias que les llegan desde su territorio natal y no pierden detalle alguno.

"En mi casa nos enteramos de todo lo ocurrido en los medios", afirma Brahim. En casa del defensa del equipo que milita en Liga Nacional Juvenil están muy implicados con los campamentos y a favor de una autorregulación del territorio saharaui: "Mi padre estuvo en la guerra de Marruecos. Ahora está con nosotros, pero él ha estado en el Frente Polisario". Por su parte, Salem, también vive con mucha atención todo lo que sigue sucediendo en El Aaiún ya que su familia continúa residiendo en los Campamentos Refugiados: "Durante esos días estuve llamando a mis padres, que viven allí, para ver si necesitaban algo y para saber cómo estaban".


Una válvula de escape

Gracias al fútbol ambos pueden continuar sobrellevando desde la distancia todo lo que está sucediendo en su país. Brahim señala con rotundidad todo lo que, para él, abarca esta actividad en su día a día: "El fútbol ya no es solo una salida para el conflicto que se está desarrollando en nuestro país, sino que a mí, por ejemplo, me ha salvado de los conflictos que hay aquí; de fumar, de beber y de salir de marcha". Para Salem, el balompié también ha estado en su vida desde hace muchos años: "Allí en los campamentos se jugaba mucho, así se piensa en otra cosa. De pequeño no teníamos balones y jugábamos con latas o con cualquier cosa". Sobre esta última afirmación, su compañero del juvenil sentencia que "si se quiere se puede. En los campamentos el fútbol se vive mucho" y agrega finalmente que en los campamentos "la sonrisa no te la quita nadie".

Llevan ya muchos años jugando en Zaragoza a un deporte que no entiende de política ni de conflictos internacionales. Salem, el más joven de los dos, formó parte de la plantilla del Valdefierro durante tres años y esta temporada decidió probar suerte en el cuadro verderol. Para el mayor, Brahim, la experiencia es más dilatada en el fútbol aragonés y tras jugar dos años en el Stadium Venecia, fichó por el Casablanca, donde estuvo tres temporadas. Después dio el gran salto al Real Zaragoza donde, de nuevo, militó tres campañas. Este curso ha regresado al juvenil del club que le vio crecer hace algún tiempo.

Mientras continúan con los entrenamientos semanales y los partidos de fin de semana, los dos compatriotas coinciden en que es necesaria una solución a corto plazo. Brahim es el que habla más claro en este sentido: "La Unión Europea y la ONU no están haciendo nada y 35 años son demasiados. Creo que deben involucrarse. Lo que pasa es que existen muchos intereses en Marruecos, sobre todo por parte de Estados Unidos y Francia, que son aliados, y los intereses están por encima de la causa". La solución de Salem es idéntica a la de su compañero de club, y reseña que en estos momentos "no dejan entrar a periodistas, ni a nadie, porque las autoridades saben el peligro que pueden correr".


Esperando una solución

Así, a la espera de una solución final y definitiva, el fútbol es el desahogo y la afición que los dos jóvenes emplean en su día a día fuera de su tierra natal y de los campamentos. Desde aquí es poca la ayuda que pueden prestar a sus familiares residentes en territorios saharauis, sin embargo confían en que el problema no dure eternamente y que algún día se resuelvan las diferencias que, a día de hoy, existen allí. Mientras tanto, seguirán jugando al fútbol día tras día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario