¿ QUIENES SOMOS?


Somos la COMUNIDAD SAHARAUI DE ARAGON (Anteriormente Asociación de Inmigrantes Saharauis en Aragón.
A.I.S.A.) , una asociación formada en el 2006 en la ciudad de Zaragoza.

Nuestro objetivo es agrupar a la población saharaui dispersa en el territorio aragonés con la finalidad de conseguir la plena integración en la sociedad y mantener viva nuestra cultura.

Desde la COMUNIDAD SAHARAUI DE ARAGON pretendemos continuar nuestro apoyo en la defensa de los derechos del pueblo saharaui y mejorar las condiciones de vida de los Campamentos de Refugiados en Tindouf así como prestar nuestro apoyo a las y los saharauis que se encuentran en los Territorios Ocupados.

جمعية الجالية الصحراوية بآراغون هي جمعية غير حكومية تعنى بالعمل الثقافي والاجتماعي من اجل التأطير والتواصل بين افراد الجالية الصحراوية في منطقة اراغون الاسبانية.

CONTACTE CON NOSOTROS

SI DESEA PONERSE EN CONTACTO CON LA ASOCIACIÓN PUEDE HACERLO A TRAVÉS DE
اذا اردت التواصل معنا فهذه اهم طرق الاتصال بنا البريد الالكتروني
: correo-e : saharauisenaragon@gmail.com . Y de los tfnos
:Yumani 616548755 y Chej 632438345 .

Si desea hacer una aportación puede hacerlo en la siguiente cuenta de la Ibercaja: 20855205030332498002 IBAN: ES5720855205030332498002

Puedes seguirnos a través de : Facebook: COMUNIDAD SAHARAUI EN ARAGON.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Zaragoza: el Colegio de Abogados se pronuncia sobre el juicio de Gdeim Izik



MANIFIESTO DE LA SECCION DE DERECHOS HUMANOS DEL REAL E ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE ZARAGOZA SOBRE LA SENTENCIA DICTADA POR EL TRIBUNAL MILITAR DE RABAT EN EL PROCESO DE GDEIM IZIK
La Sección de Derechos Humanos del Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza, en relación con la Sentencia dictada por el Tribunal Militar de Rabat en el proceso que ha enjuiciado los hechos ocurridos en su día en Gdeim Idik, emite el siguiente MANIFIESTO:
Mostramos nuestra absoluta disconformidad con el proceso judicial y con el Fallo condenatorio de la Sentencia dictada por entender:
1.-Que el procedimiento adolece de nulidad de  pleno derecho al no haberse observado desde el inicio del mismo, ya en sede policial, todos los derechos y garantías fundamentales que las normas de Derecho Internacional, suscritas por el Reino de Marruecos, reconocen a toda persona detenida e imputada.
2.- Que el proceso es radicalmente nulo de pleno derecho porque se ha seguido ante un Tribunal incompetente por razón del territorio y por razón de la materia, de conformidad con las normas internacionales y con la misma legislación marroquí.
3.-  Que se trata de un procedimiento judicial  carente de toda garantía para los imputados en el que, además de obtenerse ilícitamente las pruebas, se han vulnerados los derechos de tutela judicial efectiva, juicio justo, juez predeterminado por la ley, derecho de defensa, de presunción de inocencia, de carga de la prueba, de igualdad de partes, de libertad de expresión, de conciencia…
4.-Que las pruebas de confesión han sido obtenidas mediante torturas, de naturaleza física y psicológica, siendo visibles en la misma Sala de Vistas los tratos inhumanos y degradantes a los que han sido sometidos los imputados y sus familiares.
5.-Que el Fallo condenatorio de la Sentencia no obedece a una aplicación objetiva, seria, independiente e imparcial del Derecho, propia de los profesionales de la Justicia, sino a razones políticas y, por ello, resulta desproporcionado e incongruente. 
Por todo ello, exigimos al Estado marroquí y a  la Comunidad Internacional que: 
1º.- Que por los Tribunales del Reino de Marruecos se observen y respeten las garantías a un proceso justo, a la tutela judicial efectiva y a la presunción de inocencia, a fin de dictar una Sentencia conforme a los Acuerdos, Convenios y Tratados Internacionales referentes al respeto a los Derechos Humanos y libertades fundamentales, que han sido ratificados por Marruecos y asumidos como Derecho interno directamente aplicable.
2º.-Que, ante la evidencia de torturas y malos  tratos, se adopten de manera urgente todas las medidas apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física de los ahora condenados en un marco de pleno respeto a  los Derechos Humanos y libertades fundamentales, de conformidad con  las normas internacionales de Derechos Humanos y, en particular, con la Declaración Universal de Derechos Humanos.
3º.- Que por las autoridades penitenciarias marroquís se observen escrupulosamente en las condiciones de reclusión de los condenados  los estándares básicos de respeto a los Derechos Humanos de conformidad con las Reglas Mínima de la ONU para el Tratamiento de Reclusos
Zaragoza, a diecinueve de febrero de dos mil trece
Sección de Derechos Humanos del Real e ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario